Los que dijo cada presidente en la Cumbre Amazónica de Brasil

1.123

Brasil llama a retomar de forma urgente la cooperación en la Amazonía

 

Bajo el liderazgo del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, iniciaron este martes los trabajos de la IV Cumbre Amazónica en el Centro de Convenciones, Sala Amazonía en el estado de Pará, en el norte de Brasil.

Participan en la reunión los jefes de Estado y de Gobierno de los países signatarios de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), creada en 1995 y formada por Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela.

El mandatario brasileño presentó el orden del día y cómo se van a desarrollar los trabajos de la cumbre y las diferentes sesiones plenarias, la intervención de los presidentes y representantes de los países amazónicos, que también incluyó la participación del gobernador de Pará,  Helder Barbalho.

Asimismo, también participó María Alexandra Moreira López, secretaria general de la OTCA, quien agradeció al Gobierno brasileño la realización de la cumbre.

Expuso los trabajos que han realizado los expertos de la OTCA como un mapa del bioma para hacer frente al fenómeno del Niño, y la construcción de la sede oficial de la organización en Brasil.

Lula agradeció al presidente de Colombia, Gustavo Petro,  por promover la reunión científica sobre el Amazonas, consejo previo que dejó grandes aportes para esa cumbre.

En su intervención, durante la apertura, el presidente de Brasi llamó este martes a retomar de forma «urgente» la cooperación en la Amazonía.

«Nunca fue tan urgente retomar la cooperación» para «enfrentar los desafíos» que enfrenta la mayor selva tropical del planeta, en un contexto de «severo agravamiento de la crisis climática», señaló el mandatario al inaugurar la reunión presidencial.

Lula, anfitrión de la cita, dijo que la cumbre trabajará con «tres grandes propuestas».

La primera será impulsar «una nueva visión de desarrollo sostenible en la región», que combine la protección de la naturaleza con «empleos dignos» y la «defensa de los derechos» de la población que vive en el bioma, que roza los 50 millones de personas.

También destacó la importancia de «combatir el crimen» organizado, que ha extendido sus tentáculos en los últimos años transformando la selva en una ruta estratégica para el narcotráfico.

En segundo lugar se plantearán medidas para el «fortalecimiento» de la OTCA, creada en 1995, el «único bloque del mundo con una visión socioambiental».

De esta forma, «podremos asegurar que la visión de desarrollo sostenible tendrá una larga vida», añadió.

Por último, sentarán una posición conjunta de cara a la próxima COP28, que se celebrará en noviembre en Emiratos Árabes Unidos.

Lula dice que la cumbre supondrá un «antes y un después» en la historia de la Amazonía

Más tarde, luego de la toma de la fotografía oficial, y antes de que empezará la presentación de las ponencias de los presidentes o representantes de las ochos naciones de la Amazonía,  Lula da Silva, presentó diversas ideas para el rescate y preservación de la región amazónica.

«La Amazonía será lo que queramos que sea (…) la Amazonía suramericana es el mayor bosque tropical y reserva tropical del mundo», comentó.

A propósito de la defensa del bosque del Sur, el presidente argumentó que desea una Amazonía «con áreas más verdes, aire más puro, ríos sin contaminación, una Amazonía al alcance de todos, una Amazonía con migrantes acogibles, indígenas respetados y jóvenes con más esperanza, una Amazonía que se despierta, que se conoce a sí misma».

Asimismo, señaló que en el documento final aspira que se apruebe otro acuerdo para consolidar la unión de las Fuerzas Armadas de los países y abocarse a su cuidado.

«Estoy estoy convencido de que el estado de la Amazonía ahora tendrá un antes y un después de este encuentro, porque todo el mundo, en cualquier parte, solo habla de la Amazonía y ahora es el momento de la Amazonía de elevar su voz para hablar al mundo», acotó.

El presidente Lula destacó la participación popular, «nunca antes en la historia de la amazonía hubo una participación popular tan rica tan diversa tan megadiversa de producir y llegar a producir este documento extraordinario».

Rememoró que el 23 de octubre de 1980 se celebró la primera reunión de cancilleres, recién creado el Tratado de Cooperación Amazónica:

«Hoy volvimos a reunirnos para pensar y actuar juntos, a partir de la Cumbre nace un nuevo sol, un sueño tan histórico para la región y para el mundo, durante mucho tiempo el mundo habló de la Amazonía, pero hoy es el día en que la Amazonía habla para todo el mundo».

«Por casi 500 años la Amazonía ha sido vista como una barrera entre nuestras sociedades, el prejuicio aumentó la violencia contra los pueblos indígenas estimuló el saqueo de los recursos naturales», apuntó.

Ante esta afirmación el mandatario brasileño, recordó que el gobierno que le antecedió propició un desastre ecológico en Brasil con consecuencias de nefastas, le abrió las puertas a la destrucción ambiental y delincuencia organizada, deforestación. «Sus políticas solo beneficiaron una minoría que busca ganancias internacionales», añadió.

En tal sentido, manifestó que su gobierno aspira «retomar la cooperación entre nuestros países y superar la desconfianza, queremos reconstruir y ampliar la unidad del diálogo, ampliar al conservación de la Amazonía».

Telesur


Cúpula da Amazônia começa nesta terça (8); veja o que entrará no acordo e o que deverá ficar de fora

Por Murilo Pajolla

Começa nesta terça-feira (8) a Cúpula da Amazônia, encontro de chefes de Estado dos oito países amazônicos para debater medidas de proteção do bioma. O evento vai até esta quarta-feira (9).

Além de Lula (PT), estão em Belém (PA) os presidentes da Bolívia, Colômbia, Guiana, do Peru e da Venezuela. Equador e Suriname optaram por enviar representantes.

Do encontro resultará a Declaração de Belém, um documento conjunto que estipulará compromissos socioambientais para os Estados-membros da Organização do Tratado de Cooperação Amazônica (OTCA), além de estabelecer medidas para o fortalecimento institucional da OTCA. O documento deverá ser divulgado nesta terça-feira (8).

O consenso entre os países deverá ser evitar o «ponto de não retorno» da Amazônia – quando o bioma estará tão degradado que não terá mais condições de se regenerar.

Outro ponto que deve constar da declaração final é a institucionalização do Parlamento Amazônico, que já vem se reunindo desde 2020.

O tratado internacional deve deixar de fora pontos sensíveis aos movimentos sociais que compareceram aos Diálogos Amazônicos, evento que precedeu a Cúpula, também realizado em Belém. Entre eles, a exploração de combustíveis fósseis, que causam o aquecimento global, e a demarcação de terras indígenas, tópicos que dividem os países membros da OTCA.

A Cúpula da Amazônia termina na quarta-feira (9), quando os chefes de Estado encontram mandatários e representantes de países em desenvolvimento com florestas tropicais de outras regiões do mundo. Entre eles estão a República Democrática do Congo, República do Congo, Indonésia, além de São Vicente e Granadinas, país do Caribe que preside a Comunidade dos Estados Latino-Americanos e Caribenhos (Celac).

Nas reuniões, o Itamaraty pretende explorar convergências e começar a construir posições que poderão ser objeto de acordos multilaterais, como a COP-28.

Brasil de Fato


Cumbre en Brasil: Petro propone crear una “OTAN Amazónica”

Este martes, el presidente Lula da Silva inauguró la cuarta reunión de los ocho países amazónicos desde que se creó la Organización de Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), en 1995. La Cumbre busca que los países que conforman esta región firmen una declaratoria para evitar que la selva llegue al punto de no retorno, es decir, que se vuelva una sabana.

La delegación de Colombia está integrada por la ministra de Ambiente, Susana Muhamad; el canciller Álvaro Leyva; y el director del Departamento Administrativo de la Presidencia, Carlos Ramón González.

Durante la inauguración del encuentro, Petro insistió en que “toda el agua de los Andes, y toda el agua que se toma el pueblo colombiano depende de la selva, que genera los ríos voladores que el viento lleva a los Andes. Sin selva amazónica no hay agua”.

El presidente habló de que los países sudamericanos no son los que emiten, sino los países del Norte global en donde, agregó, se están haciendo dos tipos esfuerzos: “una política pretende descarbonizar y otra pretende mantener los estándares de vida del norte amurallándose, sabiendo que va un éxodo de nosotros hacia allá por esa política”.

De acuerdo con Petro, “sin agua nos iremos a los Estados Unidos en éxodos. ¿Qué hacen las poblaciones sin agua? Se van, es la lógica de las poblaciones humanas”. E hizo una comparación con la situación de países africanos que no tienen agua y cuyas poblaciones se movilizan hacia Europa.

Además de las iniciativas que Colombia lleva a la Cumbre, como el canje de deuda externa para conservar, acogida por los ocho países amazónicos, Petro hizo tres propuestas.

La primera es crear un un tribunal de justicia ambiental amazónica. “Nosotros los Estados que estamos aquí podríamos generar un tribunal internacional amazónico para juzgar crímenes reconociendo derechos de la selva amazónica”, señaló el mandatario.

La segunda es crear un tratado militar y judicial, una suerte de “OTAN Amazónica para hacer interdicción de lo que vaya contra la selva amazónica, respetando nuestras soberanías”.

Y la tercera, un centro común científico de investigación sobre la selva. “¿Una ciudad tan grande como esta [Belém do Pará] de qué va a vivir? Tiene que ser de la bioeconomía, pero eso no va a aparecer sin investigación”.

Durante su intervención, Petro habló de que medidas como la deforestación cero, acogidas por Colombia desde 2020, ya no serán suficientes si se llega al punto de no retorno. “A pesar de que lográramos en un tiempo que no se deforeste más, el daño producido acabaría con la selva por procesos incluso naturales, como su quema, por el calentamiento global”.

E insistió en que “la solución está en dejar el carbono, el petróleo, el gas”. Por otro lado, el presidente también habló de que hay que plantearse “cómo el potrero, que antes era selva, se vuelva selva. Cómo se puede poner un motor económico paralelo al de la depredación y del mismo tamaño en valor para que se deje crecer la selva de nuevo”.

El Espectador


Bolivia alerta sobre crisis estructural en Amazonía

El presidente de Bolivia, Luis Arce, alertó hoy en Brasil del peligro que corren la humanidad y la naturaleza e instó a tomar conciencia y actuar en consecuencia en la región amazónica.

Al intervenir en la IV Cumbre de Jefes de Estados miembros de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), que sesiona hasta mañana en la ciudad de Belem, el dignatario insistió en que el capitalismo genera una crisis estructural en esa zona del planeta.

“Nuestra Madre Tierra enfrenta una grave crisis sin precedentes en la historia. La Amazonía, nuestros bosques, ríos y selvas enfrentan una crisis estructural que amenaza la vida, es preciso tomar conciencia de esta situación y actuar en consecuencia”, insistió en su discurso ante los participantes en el foro inaugurado este martes.

Según Arce, el mundo padece múltiples y sistemáticas crisis estructurales que confirman que la sobreexplotación de la naturaleza, por parte principalmente de los países “desarrollados” afecta gravemente a poblaciones en situación de vulnerabilidad, a los sistemas alimentarios y a la vida.

Reiteró el también catedrático y economista que el capitalismo pone en riesgo a sus dos fuentes de generación de riqueza (la humanidad y la naturaleza), sin garantizar las condiciones para su reproducción y, al mismo tiempo, como si el medio natural fuera infinito.

Arce denunció que este territorio es afectado por un modelo de economía basado en la maximización del crecimiento, el cual prioriza intereses inmediatos como la expansión de la frontera agrícola y la explotación de recursos naturales, sin considerar adecuadamente las consecuencias ambientales y sociales a largo plazo.

Argumentó que este desequilibrio agresivo con el medio ambiente y la salud de los ecosistemas y la vida planetaria pone en riesgo a las más de 390 mil especies de plantas y a las 16 mil de árboles en la Amazonía.

“Nuestra determinación es velar por la preservación de este ecosistema único y promover un desarrollo sostenible en armonía con la Madre Tierra. Consideramos que este es el camino que debemos seguir y solo podremos transitar en base al trabajo coordinado y la cooperación sostenida”, propuso.

Recordó que esta zona del mundo produce alrededor del 20 por ciento del oxígeno del planeta, lo que ha llevado a que sea conocida como «el pulmón del mundo”, además de absorber grandes cantidades de dióxido de carbono, lo cual ayuda a mitigar el cambio climático y regula el clima global.

El dignatario fue enfático en la afirmación de que Bolivia “ha sido el país pionero en reconocer a la Madre Tierra como un ser vivo y en establecer un enfoque holístico hacia la protección del medio ambiente”.

Se espera que este martes los ocho países signatarios de la OTCA adopten la denominada Declaración de Belem.

Prensa Latina


Venezuela llama a la unión de los países amazónicos para defender su soberanía

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, instó este martes a los países que comparten la Amazonía a unirse para proteger “el alma ambiental” del planeta frente a las “grandes amenazas” que se ciernen sobre ella.

Rodríguez partició en la Cumbre Amazónica que se celebra en Belém, Brasil, en representación del presidente Nicolás Maduro, quien no pudo asistir por problemas de salud.

En su discurso, la vicepresidenta venezolana alertó sobre la “voracidad” de las multinacionales farmacéuticas y alimentarias que “concentran” los mercados globales y generan “inmensas desigualdades”.

También criticó a las ONG extranjeras que, según ella, pretenden apropiarse de la Amazonía y a los países miembros de la Organización para el Tratado del Atlántico Norte (Otan) que, dijo, tienen “en la mira” a la selva más grande del mundo.

“Creemos que esta organización (la Otca) debe estar por encima de lo que buscan los países de la Otan”, afirmó Rodríguez.

Una responsabilidad de toda la humanidad

La vicepresidenta venezolana recordó el valor de la Amazonía para el equilibrio ecológico del planeta y aseguró que su conservación no solo depende de los países que la integran, sino de la “humanidad entera”.

Por ello, propuso declarar “la emergencia regional” de los países amazónicos ante la “verdadera crisis” que se vive en el bioma.

Asimismo, abogó por la “deforestación cero” y ha sugerido impulsar medidas sostenibles como la reforestación y la creación de un banco de semillas que garantice la preservación de la biodiversidad amazónica.

La Amazonía tiene una superficie de siete millones de kilómetros cuadrados y es el área con mayor diversidad biológica del mundo y la principal reserva hídrica del globo.

En ella habitan más de 40 millones de personas y 400 pueblos indígenas de los 800 que existen en toda América.

La cumbre amazónica fue convocada por el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, con el objetivo de que los países que comparten tal pulmón vegetal consoliden una posición unificada sobre la protección del bioma.

Sumarium


Cumbre Amazónica: ocho presidentes suramericanos se reúnen en Brasil para debatir estrategias frente a la crisis climática

Más notas sobre el tema