Crisis económica: gobernador llama a realizar ajustes “para no terminar como Grecia”

Para el gobernador Alejandro García Padilla, la crítica situación que confrontan las finanzas del gobierno de Puerto Rico no compara con la situación en Grecia, y aseguró que la Isla todavía está a tiempo para tomar un rumbo distinto al de ese país de la Unión Europea.

Al reaccionar este lunes a los resultados del referéndum celebrado en Grecia, en el que una mayoría de los votantes rechazó las medidas de austeridad impulsadas por los acreedores de la deuda pública, el primer ejecutivo afirmó que urge hacer ajustes significativos en Puerto Rico que eviten que la crisis fiscal y económica cobren las proporciones griegas.

“Para que Puerto Rico no llegue al nivel que llegó Grecia, que ha tenido dos bailouts (rescates financieros) de $266 billones ($266,000 millones), y aun así está sumido en el problema, tiene que tomar medidas ahora. Grecia es lo que puede pasar si no logramos cambios profundos, si no nos unimos y hacemos lo que tenemos que hacer”, manifestó García Padilla durante una rueda de prensa en medio de la inauguración del Centro Residencial de Oportunidades Educativas de Ceiba (CROEC).

García Padilla censuró el proceder del gobierno griego al destacar que otros países y ciudades como Irlanda, España, Portugal, Nueva York y Detroit han enfrentado y superado graves crisis financieras.

“Hicieron lo que tenían que hacer. No puede ser un asunto de atrincheramiento ideológico. No se puede proveer sufrimientos para la gente como lo que está sufriendo la gente de Grecia hoy, que tiene a los pensionados cobrando el 25% de su pensión”, sostuvo.

“Puerto Rico, si no hace lo que tiene que hacer, entonces sería comparable con Grecia”, puntualizó García Padilla.

De otra parte, García Padilla anticipó que, en busca de generar mayor actividad económica, su administración podría aplicar cambios a las leyes laborales para revisar los términos de la jornada de trabajo, pero dijo que no pretende imponer esos ajustes, sino someter las propuestas al diálogo con los sectores involucrados.

“Tenemos que hacer crecer la economía, y tenemos que buscar aquellas cosas que impiden ese desarrollo económico o que son desventajas competitivas de Puerto Rico, y atenderlas. ¿Cómo las atendemos? Tiene que surgir del diálogo”, enfatizó, y dejó entrever que una de las alternativas es adoptar mediante legislación la jornada laboral flexible.

Asimismo, García Padilla insistió en que promoverá que los alcaldes fiscalicen las labores de los recaudos. Precisó que, en la actualidad, es el Banco Gubernamental de Fomento, y no los ayuntamientos, el que recoge los ingresos que genera el impuesto al consumo.

El Nuevo Día

 

Grupo de Recuperación Económica se reúne este martes por primera vez

La primera reunión del recién creado Grupo de Trabajo para la Recuperación Económica de Puerto Rico, liderado por el secretario de la Gobernación, Víctor Suárez, será mañana, martes, a la 1:30 p.m. en el Banco Gubernamental de Fomento (BGF).

La información la dio a conocer Suárez en una conferencia de prensa realizada en la Sala de Prensa de La Fortaleza y en la que aceptó que todavía no se ha determinado cómo representantes de otros partidos y sectores se integrarían para participar de la creación de un plan reformas económicas y fiscales.

Este grupo se creó ante la grave crisis fiscal que atraviesa el Gobierno y la posibilidad de que no tenga capacidad de pagar la deuda de sobre $70,000 millones que se han acumulado en las pasadas décadas. Además de Suárez, el grupo es integrado por los presidentes legislativos, Jaime Perelló y Eduardo Bhatia; el secretario de Justicia, César Miranda, y la presidenta del BGF, Melba Acosta.

La agenda para esta primera reunión no fue adelantada por el secretario de la Gobernación. No obstante, indicó que la presidenta del BGF y él han encaminado una serie de reuniones con asesores externos como preparativos al encuentro.

Asimismo, Suárez destacó que el comité tiene tres tareas designadas por el gobernador. Estas son negociar una reestructuración de la deuda, crear una Junta de Control Fiscal y realizar el plan de ajustes fiscales a cinco años.

Detalló que la Junta de Control Fiscal surgiría “en (las) negociaciones con los acreedores”. Mientras, destacó que es en el plan de ajustes fiscales que los presidentes del Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, y el del Partido Independentista Puertorriqueños (PIP), Rubén Berríos, mostraron interés de participar.

“La forma en que ellos van a integrarse a ese plan no se ha determinado”, aceptó Suárez.

La meta del Ejecutivo es que este plan esté delineado para en o antes del 30 de agosto, según informó García Padilla en un mensaje al pueblo. El mismo sería llevado a evaluación de la Legislatura durante la próxima sesión, la cual también comienza en agosto próximo.

En contra del reloj

Este grupo y el Gobierno trabajan contra el reloj, según aceptó Suárez.

Además de tener el término ordenado por el gobernador para crear un plan fiscal, la necesidad de realizar la transacción de las Notas de Anticipación de Contribuciones (Trans, por sus siglas en inglés), para poder cubrir los gastos en este primer trimestre tiene que darse “para principios de agosto”.

Dijo que ya se ha trabajado con la parte legal y que se prevé que la tasa de interés para este préstamo de menos de un año de duración será de 8 por ciento. Esta tasa es casi tres veces más alta que el 2.8% que Puerto Rico emitió en una nota de corto plazo que el Gobierno emitió en agosto de 2013.

Suárez informó que con esta transacción esperan ingresar $400 millones.

Otra fecha límite que se ha establecido el Gobierno es para realizar la emisión de bonos de la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI), sustentado con los fondos generados a través del cobro del impuesto al petróleo crudo, conocido como “la crudita”.

Suárez precisó que tiene que ser “antes del mes de septiembre”.

Aceptó, sin embargo, “esta emisión es muy difícil”, debido a que las condiciones que han estipulado los bonistas “no son favorables”. Señaló que continúan en proceso de negociaciones, que, de hecho, comenzaron en marzo pasado.

Otra medida económica que trabaja el BGF es un intercambio de notas que pudiera generar de $250 a $300 millones, indicó Suárez.

Primera Hora