Durante su visita a Suecia, Rousseff asegura que no habrá ruptura institucional en Brasil

La mandataria Dilma Rousseff dijo el lunes en Estocolmo que no cree que en Brasil pueda producirse un proceso de “ruptura institucional” y aseguró que los problemas económicos no afectarán la adquisición a Suecia de 36 cazas Gripen NG para modernizar la Fuerza Aérea Brasileña (FAB). Además, dijo que el bloque Mercosur está listo para presentar a la Unión Europea una oferta para un acuerdo comercial birregional. Dilma, también, reiteró su compromiso con políticas de ajuste fiscal. Durante la visita de la presidenta brasileña al país nórdico, los gobiernos de Brasil y Suecia rubricaron un nuevo plan de acción para la alianza estratégica que ambos países han mantenido en los últimos años. La mandataria hizo declaraciones a la prensa junto al primer ministro de Suecia, Stefan Lofven.

La mandataria Dilma Rousseff dijo el lunes que no cree que en Brasil pueda producirse un proceso de “ruptura institucional” y aseguró que los problemas económicos no afectarán la adquisición a Suecia de 36 cazas Gripen NG para modernizar la Fuerza Aérea Brasileña (FAB).

Además, dijo que el bloque Mercosur está listo para presentar a la Unión Europea una oferta para un acuerdo comercial birregional.

Ambos bloques negocian un acuerdo desde hace 20 años, pero las tratativas tomaron impulso nuevamente este año con la necesidad de Brasil de aumentar sus exportaciones, al tiempo que empresarios y expertos en comercio advierten la necesidad de que el país establezca nuevos vínculos para mejorar su competitividad y su desempeño comercial tras la firma de la Alianza Transpacífico (TPP) entre Estados Unidos y once países.

“El Mercosur está preparado para presentar su oferta comercial a la Unión Europea y, a partir de ahí, establecer un acuerdo comercial ambicioso y extremamente ventajoso para ambas partes”, dijo la presidenta de Brasil en la apertura de un seminario empresarial Brasil-Suecia, en Estocolmo.

Dilma, también, reiteró su compromiso con políticas de ajuste fiscal.

Durante la visita de la presidenta brasileña al país nórdico, los gobiernos de Brasil y Suecia rubricaron un nuevo plan de acción para la alianza estratégica que ambos países han mantenido en los últimos años.

Al responder una pregunta de una periodista sueca, que la indagó sobre si un proceso de impeachment podría afectar el proceso de compra de 36 cazas Gripen NG, la mandataria dijo que la crisis económica que enfrenta Brasil no afectará el negocio y añadió: “No creemos que haya cualquier proceso de ruptura institucional”.

“Brasil tiene una economía estructuralmente sólida. Nosotros no tenemos burbujas de crédito, no tenemos un proceso estructural que lleve a Brasil a una crisis profunda, no tenemos problemas monetarios”, completó.

La mandataria hizo declaraciones a la prensa junto al primer ministro de Suecia, Stefan Lofven.

brasil247