Conmoción por tiroteo en una joyería: el gobierno de Bolivia acusó a un grupo criminal brasileño

Bolivia vive el asalto más cruento de su historia penal

Bolivia vivió el episodio más violento de su historia penal cuando un grupo de delincuentes armados, vinculados al cártel brasileño Primer Comando de la Capital (PCC), intentó asaltar ayer una joyería en la ciudad de Santa Cruz (este) dejando un saldo de cinco muertos.

El hecho, que estremeció a la sociedad boliviana, dejó además siete heridos de diversa consideración. Se registró tres meses después de que otra facción del PCC asaltara con explosivos y armas de guerra un carro de caudales en la zona rural de Roboré.

El atraco a EuroChronos superó -por el número de víctimas mortales y la intensidad de la violencia- al asalto al carro de caudales de la empresa Brinks, en setiembre de 2000 en una autopista de La Paz y, más aún, al de Calamarca, camino a la ciudad de Oruro, donde los delincuentes, entre ellos policías, mataron a sangre fría a tiros a un inspector público, un escolta uniformado y el chófer de la camioneta que transportaba una remesa de 4.400 millones de pesos antiguos y nuevos para el pago de salarios a trabajadores mineros en junio de 1961.

La banda de asaltantes que provocó ayer un tiroteo en Santa Cruz está relacionada con el cártel brasileño. “El PCC es responsable del atraco a Brinks, a la joyería ‘Imperio’ e intentaron atracar Eurochronos”, la joyería atacada ayer, acotó el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Los incidentes comenzaron cuando un grupo de delincuentes intentó atracar la tienda, pero el guardia de seguridad logró alertar a la Policía.

Los uniformados rodearon el lugar, mientras los atracadores intentaron huir con un jugoso botín y tomaron a varios empleados de la empresa como rehenes para utilizarlos como escudos humanos.

Luego se produjo un nutrido intercambio de disparos entre los delincuentes y policías.

En una conferencia de prensa, Romero, confirmó a los medios el fallecimiento de tres asaltantes, un policía y de una de las rehenes, que era la gerente de la joyería.

El Ministro dijo que no era la primera vez que ese grupo de delincuentes participaba en un atraco, por lo que deben considerarse “peligrosísimos” que, como lo han demostrado, estaban “dispuestos a matar”.

Vídeos grabados por los vecinos del lugar, que se han viralizado en las redes sociales, muestran a los asaltantes encañonando a cuatro rehenes cuando comienza el tiroteo y como quedan heridos.

Los tres asaltantes fallecidos eran brasileños. La Policía presentó a un hombre y una mujer detenidos como parte de la banda de asaltantes y comunicó sobre la intervención de una casa de seguridad, donde se hallaron municiones. Los dos fueron imputados por los delitos de asesinato, robo agravado y organización criminal.

El presidente boliviano, Evo Morales, aludió al tema en su cuenta de Twitter @evoespueblo, destacando la acción de la Policía “ha sido inmediata, oportuna y experimentada en seguridad ciudadana”.

La Fiscalía de Santa Cruz informó de que ya se ha conformado dos comisiones, una de fiscales y la otra de expertos en balística, para investigar los hechos.

Reporte de la Felcc de Santa Cruz

  • Fallecidos: Tte. Carlos Gutiérrez Valenzuela (oficial de policía Felcc); sra. Lorena Torres Torrico (administradora de la joyería); Antonio Adán Da Silva Costa (súbdito brasilero exrecluso); nn (a) Mono (súbdito brasilero) y nn (a) Bahiano (súbdito brasilero).
  • Heridos: Tte. Franz Cáceres López (oficial de policía Felcc); Sgto. 2do Herlan Alcon Choque (policía Felcc); Sgto. 2do Fernando Contreras Roca (policía Felcc); Cbo. Dionisio Castro Vaca (policía seguridad física); Yanine Vargas Gonzales (trabajadora de la joyería); Roxana Serrano (trabajadora de la joyería) y Erick Peña (trabajador de la joyería)
  • Personas aprehendidas: Erick Edwin Landívar Dorado (nacionalidad boliviana) y Sandra Guzmán Vaca (nacionalidad boliviana).

Los Tiempos


Ministro de Gobierno: “Es como si los cárteles tuvieran un acuerdo”

Carlos Romero tiene una teoría sobre los incidentes ocurridos ayer: enviados de los dos cárteles de la droga más poderosos de Brasil viajan a Bolivia, dan golpes, se ‘capitalizan’, fortalecen sus estructuras criminales, pero no se quedan. Para él, los ataques a la joyería Imperio, a Brinks, a Eurochronos y los secuestros en Pando tienen las firmas del PCC y del Comando Rojo.

¿Cuál es la trascendencia del ataque de esta banda, que usó armas militares en un intento de atraco a una joyería, a cuatro meses del caso Brinks?

Tal vez conviene, para tener un claro contexto del panorama, aclarar que estos procedimientos son típicamente del PCC, de Brasil. Allí hay muchas organizaciones vinculadas al tráfico de drogas que disputan el control monopólico de la comercialización de la droga porque el mercado brasileño, por su condición de consumidor y de país tránsito de droga hacia Europa y Asia, paga entre cuatro y siete veces más el precio de la cocaína que en el resto de otros países. En esas circunstancias, muchas organizaciones se han estructurado en torno al tráfico de drogas, pero dos han articulado a las organizaciones más pequeñas, formando dos grupos grandes, que son el cártel del Primer Comando de la Capital y el cártel del Comando Vermelho (Rojo).

Estos cárteles en Brasil tienen la particularidad de que están vinculados a un conjunto de delitos coligados. No solamente se dedican al tráfico de drogas: cometen atracos, cometen secuestros con fines extorsivos, para generar recursos económicos que les permitan potenciar su estructura logística y militar. Son organizaciones que tienen una larga tradición en el crimen organizado, porque en gran medida están estructuradas desde las cárceles de Brasil. Además cuentan entre sus miembros con exmilitares, entonces, por eso, tienen entrenamiento militar, manejan armas largas. Estos grupos suelen desplazarse hacia países vecinos, cometer algún tipo de atracos con el fin de ‘capitalizarse’. Son los responsables del asalto a Brinks en Roboré, son los responsables del atraco a Prosegur, en Ciudad del Este, en Paraguay. En el caso de Bolivia han cometido atracos a joyerías, destaca la joyería Imperio, donde un grupo de brasileños fue capturado por la Policía, pero algunos quedaron prófugos. Estos prófugos se reorganizaron y han intentado cometer un atraco en la joyería Eurochronos en Santa Cruz.

Usted ha hecho un recuento de casos del PCC en Santa Cruz. ¿Ese cártel ya está instalado en Santa Cruz? ¿En Bolivia?

No, no, no se ha instalado el Primer Comando de la Capital. Lo que pasa es que ellos mandan a sus emisarios para cometer estos atracos, los mandan no solo a Bolivia, los mandan a Paraguay, a Argentina, a Chile y a Perú. Básicamente, este Primer Comando de la Capital como que se hubiera puesto de acuerdo con el otro grupo, porque en la joyería Imperio, el ataque de esta mañana y el atraco a Brinks corresponden a brasileños vinculados al PCC.

Los secuestros en Pando corresponden a brasileños del Comando Rojo. Pareciera que hubieran hecho una división territorial. El Comando Rojo también tuvo presencia en Santa Cruz. Si ustedes recuerdan, un brasileño que fue abatido producto de una vendetta en inmediaciones del mall Las Brisas era del Comando Rojo.

Hubo diversas interpretaciones sobre los videos del operativo que circularon en redes sociales. Se dijo que una ráfaga que venía del lado de la Policía pudo herir a la rehén que luego falleció. Pero usted lo descarta.

Sí, bueno, hay tres elementos que sustentan esta teoría. Uno, que hay un video muy cercano donde se escucha la conversación entre el victimario y la víctima. La mujer está llorando y grita ‘No’ y el victimario le ordena no mirar hacia el lado de los policías, le ordena callarse, la amenaza. En esas circunstancias, la mujer está muy nerviosa y trata de zafarse de su captor. Caen y se observa cómo el sujeto le dispara. El segundo elemento es la declaración de un testigo y el tercer elemento es la trayectoria del proyectil.

Usted dijo primero que Roxana Serrano perdió la vida en el atraco. ¿Cuál rehén perdió la vida: Serrano o Lorena Tórrez?

Parece que nosotros cometimos un error con un nombre que me pasaron inicialmente. Eso dio lugar a una confusión y llevó a pensar que había dos mujeres fallecidas (la fallecida es Tórrez).

Se especuló con la cifra de muertos tras el atraco frustrado por la Policía en Eurochronos. ¿Cuál es el dato preciso?

Son cinco personas fallecidas, de acuerdo con los reportes que tengo a esta hora. Una persona civil de sexo femenino, un teniente de la Policía de la Felcc y tres brasileños atracadores.

El Deber