Visita del presidente dominicano busca fortalecer vínculo comercial

La visita oficial a Puerto Rico del presidente de República Dominicana,  Danilo Correa Sánchez,  hoy, validará las relaciones comerciales entre ambos países,  con la firma de una serie de acuerdos que proponen darle continuidad e incrementar el intercambio de negocios existentes, en especial en los segmentos de manufactura y servicios.

Durante su visita, el presidente dominicano estará acompañado por unos 12 miembros de su gabinete entre los que están  el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, el de Seguridad,  el ministro Presidencial y  Agricultura. De igual forma, estarán en el encuentro algunos empresarios dominicanos con interés de invertir en la Isla.

El secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio de Puerto Rico (DDEC), Alberto Bacó, aseguró que la llegada de Correa Sánchez a la Isla será  una “visita histórica” porque es parte de  la alianza comercial que se estableció con  el vecino país  para fortalecer al economía local, como parte de una de las estrategias y    visión de este  gobierno para insertar a Puerto Rico en la economía global.

“Desde el principio de esta administración se ha trabajado en la realización de una serie de acuerdos que van más allá de la venta de productos entre Puerto Rico y República Dominicana. Son acuerdos que van al corazón de la estrategia que hemos desarrollado en el DDEC, que propone a Puerto Rico como puente de entrada para la inversión en Estados Unidos”, explicó Bacó.

Además, dijo que buscarán que los negocios locales conozcan los beneficios de estas nuevas alianzas con República Dominicana y vean estos esfuerzos como una manera más de fortalecer a Puerto Rico y la región.

La economía dominicana durante el 2014 reflejó un crecimiento de 7%.

“Creemos que es importantes que las empresas que aún no están haciendo negocios con República Dominicana  vean y entiendan cómo se pueden beneficiar de esta relación comercial y viceversa”, comentó el funcionario.

El director ejecutivo de la Oficina de Puerto Rico en República Dominicana,  Germán Monroig  sostuvo que hasta octubre del 2014,  la balanza comercial de exportación de  Puerto Rico hacia Dominicana era de $1,300 millones, unos  $270 millones más que en el 2013.

Evertec, Able Sales Company y CC1 son algunas de las empresas que ya llevan varios  años haciendo negocio en República Dominicana y que compartieron con El Nuevo Día sus experiencias y recomendaciones para los empresarios que buscan oportunidades en ese mercado.

Según Monroig, las oportunidades mayores que se presentan para los empresarios puertorriqueños en el vecino país están en el área de servicio por el conocimiento que tienen los profesionales locales en el cumplimiento de los reglamentos federales.

“Uno de los temas principales en todo esto, también, está en la producción conjunta (entre empresarios locales y dominicanos) donde parte del proceso se inicia allá y se termina en Puerto Rico, para que los productos manufacturados puedan tener el beneficio de mercadearse en Estados Unidos”, detalló Monroig.

Empresarios como Alberto de La Cruz, presidente de CC1, que lleva unos 10 años haciendo negocios en República Dominicana, aseguró que una de las mejores maneras de hacer negocios en ese país es a través de alianzas o  compromisos comerciales que garanticen  las inversiones.

De la Cruz explicó que ellos entraron inicialmente al mercado dominicano con la bebida Ciclón. Este verano, a raíz de unos acuerdos de distribución que lograron con algunas cadenas de supermercados, llevará su producto Sangría Capriccio. Además, de que muy pronto comenzarán a exportar latas para envasar refrescos para su socio dominicano  Bepensa, que tiene el 10% de su subsidiaria Caribbean Can Manufacturing.

“El Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana y Estados Unidos también  ha sido muy favorable para los empresarios americanos porque caemos bajo las protección de este tratado”,  dijo De la Cruz.

Por su parte, Carlos Ramírez, vicepresidente ejecutivo de Evertec, detalló que ellos llevan sobre 20 años en el país vecino donde mantienen una operación con  26 empleados, siendo   los líderes  en el procesamiento de transacciones electrónicas.

“Hace 16 años adquirimos, como socio minoritario, una parte del consorcio de tarjetas dominicana CardNet, para proveerles un valor añadido a través de nuestras fortalezas en procesamiento, volumen y conocimiento en  la reglamentación americana”, indicó Ramírez.

El vicepresidente explicó que gracias a esta alianza han podido hacer crecer el negocio exitosamente.

Por último, Luis Silva, presidente de Able Sales, comentó que ellos con han hecho negocios con República Dominica por 25 años a través de la importación de azúcar y  distribución de alimentos.  “República Dominica es un país muy competitivo, que está en crecimiento y donde el poder adquisitivo de las personas va en aumento. Sin embargo, para hacer negocios es más fácil si se hace con un socio local, describió Silva.

“No es fácil llegar con la idea de hacer negocios para sustituir. Es más fácil lograrlo uniéndose a gente de allí”, añadió.

El Nuevo Día