Crisis fiscal: bonistas crean coalición para presionar por el pago de la deuda

A raíz de las expresiones del gobernador Alejandro García Padilla, quien indicó que la deuda pública de la isla de $72,000 millones es “impagable” bajo los términos actuales, la entidad 60 Plus Association anunció la creación del grupo “Main Street Bondholders”, una pequeña coalición de tenedores de los bonos de Puerto Rico que buscará que se garantice el pago de esas deudas.

Para comenzar a fortalecer este grupo, el vicepresidente de 60 Plus Association, Matthew Kandrach, y el economista y “pequeño bonista” Elías Gutiérrez tendrán una conferencia telefónica este jueves, 27 de agosto, a las 11:00 de la mañana a través de la línea 800-230-1092, reservando en [email protected]

“Las recientes declaraciones del gobernador García Padilla de que su administración se niega a honrar sus deudas, incluyendo la deuda constitucional (las obligaciones generales o GOs) de Puerto Rico, son imprudentes y son una seria amenaza a miles de nuestros miembros que tienen sus inversiones en bonos de Puerto Rico”, expresó por escrito Kandrach.

Para Kandrach, Puerto Rico “puede solucionar sus problemas”, pero debe hacerlo con una reforma fiscal y no “presionando a los acreedores”. Agregó que el gobernador y su grupo de asesores, los cuales señala son los mismos que asesoraron a Argentina para que incumpliera, “han optado por fabricar una crisis con el fin de obtener ayuda de Washington en su plan para asustar a los acreedores. El Congreso (federal) no debe permitir que eso suceda”.

El líder de 60 Plus Association consideró que el Congreso sí debe permitir que Puerto Rico tenga una junta de control fiscal, como ocurrió con Washington DC en la década de 1990 cuando enfrentó su crisis fiscal, pero debe “oponerse al plan de reestructuración de los bonos de Puerto Rico que propone el gobernador”. Esto debido a que, si ocurriera la reestructuración, “sería un terrible precedente y se abriría una caja de Pandora para incumplimientos (defaults) en otros estados. Ningún plan de retiro en América estaría seguro”, afirmó.

Por su parte, el economista Gutiérrez afirmó que él invirtió los ahorros de su vida y su familia en los bonos de Puerto Rico porque “quería apoyar” a la isla y “creía que el Gobierno nunca abandonaría sus obligaciones”. Sin embargo, ante la incertidumbre de un posible plan fiscal para reestructurar la deuda, el también profesor universitario considera que es necesario proteger los derechos de los tenedores de bonos.

“El Estado Libre Asociado debe honrar sus deudas, especialmente la deuda constitucional (GOs). No tenemos ninguna credibilidad si repudiamos nuestras promesas. El gobernador debe tratar de restablecer la confianza y la credibilidad en los mercados y solo lo puede hacer uniendo a los integrantes de su partido (Popular Democrático), que están rechazando la estrategia actual de sus consultores y asesores legales. Si no, nuestra economía y el pueblo continuarán sufriendo”, dijo Gutiérrez.

En 2009, 60 Plus Association organizó el GM Main Street Bondholders, que incluyó a los bonistas pequeños de General Motors que no tenían voz para reclamar durante el proceso de bancarrota de la empresa.

60 Plus Association ha repudiado en el pasado la posibilidad de una ayuda federal para Puerto Rico o que se incluya a las corporaciones públicas de la isla en el capítulo 9 de la Ley federal de Quiebras, como solicitan dos proyectos en el Congreso, uno de ellos (HR-870) de la autoría del comisionado residente, Pedro Pierluisi, que han obtenido el apoyo del gobernador.

Metro